¡Feliz día del traductor!

Estándar

Traducir, ¡Qué hermosa profesión! Yo soy traductora y no puedo ni siquiera describir esa sensación de tener en tus manos la enorme responsabilidad de hacer que una persona pueda entender lo que otra quiso decir y después, la satisfacción que se te queda dentro de saber que has hecho un gran trabajo, que has derrumbado esa barrera de la comunicación, esa que impedía que esas personas pudiesen comunicarse.

Y bien lo decía Goethe, que el ser traductor es la profesión más noble, y sí que lo es, porque al traducir no estás involucrándote únicamente con un idioma y con otro, sino con una cultura y con otra. Quiero decir que para traducir definitivamente necesitas entender las palabras, de un libro o de un diálogo, pero lo más esencial es que comprendas la idea que está detrás de esas palabras.

Hablemos un poco del idioma, del idioma como tal, porque es una de las principales herramientas con la que los traductores trabajamos. Quiero hacerte ver la belleza de un idioma, esa ternura con la que nos acoge día con día y esa bondad con la que nos deja hacer uso de él aunque no nos demos cuenta de ello. Los idiomas son hermosos, pensamos, pero nunca te das cuenta de que estás pensando en un idioma, y es que además pensamos en el más hermoso de ellos, porque sí, efectivamente existe un idioma que está por encima de todos los demás, el que gana la medalla de oro y vence a los otros, uno que es mucho más hermoso que ninguno, que siempre será el más fuerte y poderoso, y ese es el idioma natal. Nuestra lengua madre, la primera que nos acogió y nos adoptó como hijos suyos, y no importa en realidad cuál sea, no importa si la primera palabra que pronunciaste la dijiste en portugués, en italiano, en árabe, en castellano, en francés, en ruso, en coreano o en cualquier otra lengua, lo que sí importa es que ese idioma te pertenecía desde aquel momento, que ya eras uno de los suyos y que desde ese día, desde que escuchaste la primera palabra, ya estabas encaminado a ser hijo de aquella lengua. ¿Y qué es un idioma? Si quieres una definición como tal, se trata de un sistema de comunicación verbal o gestual propio de alguna comunidad, y hay más de doscientos en todo el mundo, algunos parecidos, algunos distintos, todos provenientes de diferentes ramas, existe tanta variedad que no podría hablar de ella aquí, necesitaríamos un curso completo para poder explicar el origen de una lengua y no hay nada de qué preocuparse, no voy a escribir acerca de la semántica, lingüística, el estructuralismo, u otras cosas como éstas, solamente quiero que sepas cuán bello es un idioma, que creo que lo he dejado bastante claro.

Y la otra primordial herramienta con la que trabajamos es la cultura, otro tema bastante extenso, pero a su vez, increíblemente hermoso. Al igual que los idiomas, existe una gran variedad de culturas en este mundo, la cultura abarca tradiciones, idiomas, religiones, costumbres, modismos, regionalismos, ideas, principios, y otras muchas cosas que no podríamos ni imaginar. Estamos en un mundo en donde afortunadamente tenemos una inmensa cantidad de personas totalmente distintas, todos tenemos un idioma, un acento, un lenguaje coloquial, ideas, creencias, costumbres, y todas esas cosas que forman nuestra cultura. Definitivamente entre nosotros hay una grandiosa diversidad, y nosotros como traductores tenemos esa preciosa oportunidad de hacer que una cultura pueda ser comprendida por otra a través de los diferentes idiomas.

Necesitas entender la cultura que posee una persona y así entender qué es lo que quiere decir, y después de esto, entender la cultura del receptor en este grandioso proceso de comunicación que es la traducción, comprender su cultura y hacerle entender lo que el emisor quería decir.

        “Traducir no es solamente un asunto de palabras, es un asunto de    hacer inteligible una cultura entera.”

                                               -Anthony Burgess.

¡Y cuánta razón! Con esta cita este traductor, lingüista, escritor, poeta, dramaturgo, guionista, ensayista, y pedagogo británico podemos concluir y comprobar que lo que digo es verdad, que esa preciosa e indescriptible fusión entre la cultura y el idioma, es lo que forma una excelente traducción.

¿Por qué el 30 de septiembre? Es hoy el día internacional del traductor porque un día como hoy en Israel, murió San Jerónimo, que fue el que tradujo la Biblia (la Vulgata) del hebreo y del hebreo al latín. Así que la Asociación Internacional de Traductores tomó el día de su muerte como el día en el que nosotros los traductores celebraríamos nuestra profesión, esa profesión que hemos elegido y que nos satisface tanto.

Y hoy no puedo describir cómo me siento, hoy estoy más orgullosa que nunca de ser traductora, porque es una profesión difícil, sin duda lo es, es complicado, hay veces en las que tu mejor amiga será la cafeína, esa que te mantendrá sin sueño y te permitirá seguir con tu trabajo y así lograrás entregar tu traducción. Es complicado el tener que enfrentarte a las críticas y prejuicios de algunos, como aquellos que creen que la traducción es solamente pasar las palabras de un idioma a otro, o a aquellos como Jackobson que decía “El traductor es un traidor”, o los estructuralistas que pensaban que la traducción era simplemente algo imposible, o Miguel Sáenz que dijo que si el traductor hace su trabajo como debe, es un benefactor de la humanidad y que si no lo hace, entonces es un auténtico enemigo público. Nuestro camino está asediado de estas personas, los traductores nos enfrentamos a muchísimas dificultades, pero allí estamos, siempre dispuestos a luchar y a poner en alto nuestra profesión, y no sólo en alto, sino en lo más alto. ¿Qué sería de muchos sin nosotros?

-Bonjour, Monsieur, est-ce que vous savez comment est-ce que Je peux arriver à l’avenue principale ?

-Sorry I didn’t understand you, I don’t speak French! Let’s ask that man over there if he can understand you… Hey dude! Do you speak French?

-Scusami, non ho capito niente, sono italiano, ma non parlo anglese

Esta situación ¿La imaginas? Pues pasa todos los días, en muchas partes del mundo esto es lo que sucede a diario, solamente pongo por ejemplo un asunto casual, pero… Piensa en un asunto de migración, en la ONU, y en otros lugares…

Y hasta aquí lo dejo, iré a celebrar lo orgullosa que me siento de ser traductora. Felicidades a todos aquellos, y me incluyo en la felicitación, que hemos tomado la decisión de intentar unir al mundo a pesar de sus diferencias lingüísticas y culturales, a nosotros que ejercemos esta carrera con amor y orgullo.

Anuncios

»

  1. Hermosísima forma de escribir, mi querida “colega”. Haces que me sienta muy orgullosa de tí.No cabe duda que el alumno supera al maestro, y puedo imaginar la forma en que percibirás el mundo. ¡Felicidades, mi niña querida! Always, Teacher Susy

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s